Fotografía de lactancia materna, con Oli y Llum

Fue idea de Oli: que le hiciera unas fotos dando de mamar a Llum. Que había un concurso fotográfico organizado por el Grup Nodrissa (vinculado al Hospital de Denia) y que le apetecía, no sólo participar, sino colaborar con las reivindicaciones relacionadas con la lactancia materna. Y dije ¡SÍ!, claro, rápido, incondicional, porque además de que es un tema que me encanta, me conmueve, me inspira, la lactancia materna merece todavía más respeto y más protección: hay lugares en que está mal vista, hay quien opina que es algo sólo para la intimidad del hogar, no hay facilidades laborales para que las madres puedan compatibilizar el trabajo con la lactancia de sus hijos, y sobre todo, falta mucha educación y concienciación.

Para un bebé, tomar la leche de su madre es algo con una importancia tan grande, a nivel nutritivo, sanitario y afectivo, que debería protegerse en todos los ámbitos, como derecho imprescindible del bebé.

Por otro lado, soy de los que piensan que debemos caminar hacia la normalización absoluta del hecho de amamantar, y da igual donde sea, en casa o en público, en el trabajo, en el autobús, en un parque o en el centro comercial, convertirlo en algo tan cotidiano como precioso. Facilitar con leyes laborales flexibles en esto, concienciar a jefes y empleados, disponer de espacios adecuados en centros públicos, etc… y sobre todo, educar… y proteger, no sólo con leyes, sino socialmente, entre todos, a aquellas madres que sufren insultos, amenazas o acoso por dar el pecho en público.

Que una madre que le da pudor amamantar en público, tenga facilidades para hacerlo en privado, allá donde vaya. Que una madre que no le importe amamantar en público, pueda hacerlo sin miedo a actitudes desagradables de quien le rodea. Que ninguna madre tenga que dejar de dar el pecho a su bebé por ser incompatible con “trabajar”.

Mi apoyo, siempre, a la lactancia materna.

Alicante en blanco (fotografías)

Alicante, la tierra por donde me muevo, tiene una tasa de precipitaciones muy baja. Así que normalmente, somos muchos los alicantinos que se nos alegra el cuerpo cada vez que vemos llover, mucho más aún si lo que cae es nieve. Todavía más, para los que amamos el monte y sabemos lo beneficioso que es para nuestros bosques y montañas.

Durante los días comprendidos entre el 17 y el 22 de enero de 2017, sufrimos un temporal de frío, lluvia y nieve histórico en la provincia: las playas de Guardamar y Torrevieja nevadas (hacía cincuenta y pico y ciento y algo años respectivamente que no pasaba), nieve por toda la provincia (más de 2m de nieve acumulada en la cumbre de Aitana), autovías cortadas, temperaturas bajo cero, y lluvias muy fuertes y constantes en la marina alta y baixa (noreste de la provincia), donde se llegaron a recoger casi 600l/m2 en muchos lugares. La nota negativa: cursos de ríos desbordados (Segura, Algar, Jalón), inundaciones, casas en primera línea de playas destrozadas (como en Guardamar), corrimientos de tierras y desprendimientos (Puerto Tudons, Valle de Guadalest), huertas congeladas, etc…

No obstante, es una oportunidad impresionantemente rara y bella, para fotografiar algunos rincones de la provincia con un aspecto poco habitual (en muchos casos) y absolutamente extraordinario (en otros). Y de paso, aprovechar para sentir el frío de la forma más íntima y directa.

Enlace de Carolina y Roberto en Alicante

Decir que el día en el que una pareja celebra su boda es especial, es quedarse muy corto. Normalmente, para todas las personas cercanas a la pareja y mucho más para la propia pareja, ese día es, por un lado el inicio de una nueva e ilusionante etapa, y por otro lado, la culminación de un montón de preparativos, semanas o meses ocupados en que todo esté perfecto ese día. Por eso, entendemos que debe quedar un recuerdo precioso e imborrable de ese día, también en imágenes.

Cierto es que todo es mucho más sencillo con la predisposición y la colaboración exquisita de la pareja como fue en este caso, la boda de Carolina y Roberto. Además, en esta ocasión, el equipo lo formamos dos personas, al contar con mi compañera Nicole Cardile, quien además de tener muy buen ojo fotográfico, facilita, acompaña, vigila, sonríe, prepara, propone… y es un gusto trabajar y aprender a su lado.

Nuestro trabajo comienza días antes, entrevistándonos con los novios para saber de sus gustos, los planes concretos del día de la boda, si tienen en mente un tipo de fotografía ideal, alguna idea concreta, etc… Es importante saber que nuestra virtud es sabernos adaptar a lo que los novios esperan obtener, aportando nuestra técnica y nuestra creatividad artística para sumar. El día de la boda, comenzamos temprano, en las casas de los novios para captar los preparativos, vestuario, maquillaje y peluquería (con Pel-Art), etc… Después, la ceremonia en el ayuntamiento y fotos grupales al terminar. A continuación, paseo por el casco antiguo de Alicante en el poco tiempo disponible hasta la cena (y la oscuridad de la noche) para realizar una bonita colección de fotografías. Después la recepción y cóctel en el restaurante, la cena (con sus momentos especiales) y por último una amplia cobertura del baile y la fiesta. Todo ello, obviamente, intentando pasar lo más desapercibidos posible.

Al final, entregamos una extensa y variada colección de más de 430 fotografías, con una cobertura completa del evento y en el plazo razonable de menos de 45 días.

Sea lo que sea lo que necesites para un día tan especial, fotografía, vídeo, música, equipo de sonido, animación… no dudes en preguntarnos. Como si quieres componer y grabar una canción para ese día…

Festival Circarte 2016

Desde el 2013 vengo teniendo encomendada la tarea de realizar colecciones de fotografías de todos los espectáculos que se ofrecen durante el festival Circarte. Un festival de circo atípico, que puede sorprender a los no iniciados en este mundo, puesto que no se realiza en ninguna carpa, ni tiene animales. Se desarrolla en distintos días, repartidos en más o menos 2 o 3 semanas, y en distintos lugares. En la edición de 2016, durante el mes de septiembre, hubo actuaciones en la Plaza del Ayuntamiento de Alicante, en la Casa de Cultura de Campello (y en su ágora), en las calles de Campello, en el Teatro Principal de Alicante, en el Centro Cultural Las Cigarreras y en el Paraninfo de la Universidad de Alicante. Otro punto distintivo del festival, es que en casi ningún espectáculo se cobra entrada, sino que es Pay After Show, una modalidad que consiste en ver el espectáculo, y al final, valorarlo y pagar libre y voluntariamente directamente a los artistas aquello que se considere justo. Una modalidad que necesita todavía una importante labor pedagógica con el público, pero que pretende dignificar las artes de calle, como un potentísimo generador de cultura para la ciudad. Además, en esta edición, en las Cigarreras hubo un “Taller de Circo” donde los peques de la familia, pudieron probar y practicar equilibrios, malabares y diversos trucos, con un poblado equipo de monitores, expertos en la docencia de las artes circenses.

En esta edición participaron:

A continuación, un pequeñísimo ejemplo de las fotografías realizadas. Más fotos y más info de los artistas y del festival en http://www.circarte.com.

Fotografía de Postboda: Rosa y Hakan (Elche y Guardamar, Alicante)

Tremenda la ilusión de esta pareja por tener fotos de su boda, ya sea en directo o diferido algunos días después. Cuando alguien desea tanto algo, no puede haber mejor motivación para un fotógrafo que estar ahí para conseguirlo. Así, que volvimos a la finca Torrero, donde realizaron la boda (en este enlace, mi entrada sobre la boda) y realizamos unas cuantas fotos, también con los padres de ella. Luego, y para aprovechar todos los rayos de sol que le quedaron al día, fuimos a la playa de las Dunas de Guardamar.

En este día, me acompañó para echar una mano en el estilismo, aportar ideas y realizar también sus fotos, Nico Cardile, con quien siempre siempre, es un placer compartir horas.

Anís y German Junior

Llegamos a tiempo. Nos costó un poquito conciliar agendas, pero llegamos a tiempo por unos pocos días. Anís pudo lucir su barriga y su sonrisa. Se encontraba bien, fuerte y con ganas, así que el vientecillo, fresquito y la lluvia que despertó el día no pudieron con nosotros y como premio, a última hora de la mañana, nos dejó un día estupendo. Vale, al principio, algo de frío pasamos, pero en realidad, más a gusto que un arbusto. Y entre arbustos, arena y madera, os dejamos esta colección de fotos, que espero que la disfrutéis.

Fotografía de Boda: Rosa María y Hakan (en Elche, Alicante)

Cuando encuentras a una mujer con tantas ganas de tener muchas y buenas fotos del día de su boda, tan animada a ello, tan facilitadora, aporta un extra de motivación gigante a mi trabajo. En esta ocasión, para cubrir el evento, formamos equipo Wayaba (realización de vídeo) y yo (fotografía). Primero fuimos al hotel del novio con sus padres. Después a casa de la novia y enseguida, a la ceremonia en la Finca El Torrero de Elche. Allí también se desarrolló la cena (lugar precioso, suelo de césped, aire libre entre olivos) y el baile.

Ese día no hicimos postboda. La realizamos dedicando una tarde entera a ello, posterior a la boda, y que detallaré en otro post.

Gracias, Rosa y Hakan, por confiar, por valorar y por facilitar mi trabajo. Gracias por aquel día y por los otros ratos que hemos compartido juntos.