Fotografía de lactancia materna, con Oli y Llum

Fue idea de Oli: que le hiciera unas fotos dando de mamar a Llum. Que había un concurso fotográfico organizado por el Grup Nodrissa (vinculado al Hospital de Denia) y que le apetecía, no sólo participar, sino colaborar con las reivindicaciones relacionadas con la lactancia materna. Y dije ¡SÍ!, claro, rápido, incondicional, porque además de que es un tema que me encanta, me conmueve, me inspira, la lactancia materna merece todavía más respeto y más protección: hay lugares en que está mal vista, hay quien opina que es algo sólo para la intimidad del hogar, no hay facilidades laborales para que las madres puedan compatibilizar el trabajo con la lactancia de sus hijos, y sobre todo, falta mucha educación y concienciación.

Para un bebé, tomar la leche de su madre es algo con una importancia tan grande, a nivel nutritivo, sanitario y afectivo, que debería protegerse en todos los ámbitos, como derecho imprescindible del bebé.

Por otro lado, soy de los que piensan que debemos caminar hacia la normalización absoluta del hecho de amamantar, y da igual donde sea, en casa o en público, en el trabajo, en el autobús, en un parque o en el centro comercial, convertirlo en algo tan cotidiano como precioso. Facilitar con leyes laborales flexibles en esto, concienciar a jefes y empleados, disponer de espacios adecuados en centros públicos, etc… y sobre todo, educar… y proteger, no sólo con leyes, sino socialmente, entre todos, a aquellas madres que sufren insultos, amenazas o acoso por dar el pecho en público.

Que una madre que le da pudor amamantar en público, tenga facilidades para hacerlo en privado, allá donde vaya. Que una madre que no le importe amamantar en público, pueda hacerlo sin miedo a actitudes desagradables de quien le rodea. Que ninguna madre tenga que dejar de dar el pecho a su bebé por ser incompatible con “trabajar”.

Mi apoyo, siempre, a la lactancia materna.

Anuncios

Enlace de Carolina y Roberto en Alicante

Decir que el día en el que una pareja celebra su boda es especial, es quedarse muy corto. Normalmente, para todas las personas cercanas a la pareja y mucho más para la propia pareja, ese día es, por un lado el inicio de una nueva e ilusionante etapa, y por otro lado, la culminación de un montón de preparativos, semanas o meses ocupados en que todo esté perfecto ese día. Por eso, entendemos que debe quedar un recuerdo precioso e imborrable de ese día, también en imágenes.

Cierto es que todo es mucho más sencillo con la predisposición y la colaboración exquisita de la pareja como fue en este caso, la boda de Carolina y Roberto. Además, en esta ocasión, el equipo lo formamos dos personas, al contar con mi compañera Nicole Cardile, quien además de tener muy buen ojo fotográfico, facilita, acompaña, vigila, sonríe, prepara, propone… y es un gusto trabajar y aprender a su lado.

Nuestro trabajo comienza días antes, entrevistándonos con los novios para saber de sus gustos, los planes concretos del día de la boda, si tienen en mente un tipo de fotografía ideal, alguna idea concreta, etc… Es importante saber que nuestra virtud es sabernos adaptar a lo que los novios esperan obtener, aportando nuestra técnica y nuestra creatividad artística para sumar. El día de la boda, comenzamos temprano, en las casas de los novios para captar los preparativos, vestuario, maquillaje y peluquería (con Pel-Art), etc… Después, la ceremonia en el ayuntamiento y fotos grupales al terminar. A continuación, paseo por el casco antiguo de Alicante en el poco tiempo disponible hasta la cena (y la oscuridad de la noche) para realizar una bonita colección de fotografías. Después la recepción y cóctel en el restaurante, la cena (con sus momentos especiales) y por último una amplia cobertura del baile y la fiesta. Todo ello, obviamente, intentando pasar lo más desapercibidos posible.

Al final, entregamos una extensa y variada colección de más de 430 fotografías, con una cobertura completa del evento y en el plazo razonable de menos de 45 días.

Sea lo que sea lo que necesites para un día tan especial, fotografía, vídeo, música, equipo de sonido, animación… no dudes en preguntarnos. Como si quieres componer y grabar una canción para ese día…

Fotos de embarazada y familia: Rosa Mari

A menudo, una sesión de fotos no tiene por qué ser algo muy preparado ni costoso. Sólo un “vamos al campo y nos hacemos fotos”.

Escoger un sitio bonito y dejarse llevar: ¿Pasamos una tarde distinta? y ahí lo tienes, unas cuantas fotos de familia, con la potencia emocional que aporta la belleza infinita de una mujer embarazada.

Rosa Mari (con Noah), Pedro, Daniel y Pedro. Bonita familia.

Algunas fotos más en el perfil de facebook de Rosa Mari

Fotografía de Boda: Nora y Carlos (en Alcorcón, Madrid)

En esta boda no fui contratado como fotógrafo. Más bien, estaba invitado… pero… no pude resistirme a realizar unas cuantas fotos, sólo en la ceremonia, disparando furtivamente también alguna durante la comida y la fiesta de la tarde. Ni preboda, ni postboda, ni muchas cosas, puesto que me dediqué principalmente a disfrutar de la fiesta con mis familiares y amigos.

Para las fotos de la ceremonia, opté por un tratamiento de color poco habitual, poco contraste y poca saturación con una reserva de color al verde (predominante) y al amarillo (sólo pequeños detalles).