Fotografía de Boda: Rosa María y Hakan (en Elche, Alicante)

Cuando encuentras a una mujer con tantas ganas de tener muchas y buenas fotos del día de su boda, tan animada a ello, tan facilitadora, aporta un extra de motivación gigante a mi trabajo. En esta ocasión, para cubrir el evento, formamos equipo Wayaba (realización de vídeo) y yo (fotografía). Primero fuimos al hotel del novio con sus padres. Después a casa de la novia y enseguida, a la ceremonia en la Finca El Torrero de Elche. Allí también se desarrolló la cena (lugar precioso, suelo de césped, aire libre entre olivos) y el baile.

Ese día no hicimos postboda. La realizamos dedicando una tarde entera a ello, posterior a la boda, y que detallaré en otro post.

Gracias, Rosa y Hakan, por confiar, por valorar y por facilitar mi trabajo. Gracias por aquel día y por los otros ratos que hemos compartido juntos.

Anuncios

Fotografía de Boda: Nora y Carlos (en Alcorcón, Madrid)

En esta boda no fui contratado como fotógrafo. Más bien, estaba invitado… pero… no pude resistirme a realizar unas cuantas fotos, sólo en la ceremonia, disparando furtivamente también alguna durante la comida y la fiesta de la tarde. Ni preboda, ni postboda, ni muchas cosas, puesto que me dediqué principalmente a disfrutar de la fiesta con mis familiares y amigos.

Para las fotos de la ceremonia, opté por un tratamiento de color poco habitual, poco contraste y poca saturación con una reserva de color al verde (predominante) y al amarillo (sólo pequeños detalles).

Fotografía de Boda: Inma y Juan Miguel (en Elche, Alicante)

El día de la boda de Inma y Juan Miguel, es uno de esos que resultan durísimos para el fotógrafo y sin embargo, se disfrutan tanto. La jornada empezó pronto, muy temprano, porque desde las 8 de la mañana ya no me separé ni un momento de la novia. Tiene fotos muy bonitas de la peluquería, la sesión de maquillaje, el momento de vestirse… sola, con amigos, con familia… y después, la ceremonia en el ayuntamiento de Elche. Después de la ceremonia y antes del banquete a medio día, fuimos un ratito a realizar unas cuantas fotos, bastante originales, al parking del aeropuerto (sí, fotos de novios en un parking). Después, comida en el restaurante y fiesta durante toda la tarde. Durante ese día, además, trabajé junto a Clamaje, un maestro y referente para mi, quien asumió la labor de elaborar el vídeo del evento.