Festival Circarte 2016

Desde el 2013 vengo teniendo encomendada la tarea de realizar colecciones de fotografías de todos los espectáculos que se ofrecen durante el festival Circarte. Un festival de circo atípico, que puede sorprender a los no iniciados en este mundo, puesto que no se realiza en ninguna carpa, ni tiene animales. Se desarrolla en distintos días, repartidos en más o menos 2 o 3 semanas, y en distintos lugares. En la edición de 2016, durante el mes de septiembre, hubo actuaciones en la Plaza del Ayuntamiento de Alicante, en la Casa de Cultura de Campello (y en su ágora), en las calles de Campello, en el Teatro Principal de Alicante, en el Centro Cultural Las Cigarreras y en el Paraninfo de la Universidad de Alicante. Otro punto distintivo del festival, es que en casi ningún espectáculo se cobra entrada, sino que es Pay After Show, una modalidad que consiste en ver el espectáculo, y al final, valorarlo y pagar libre y voluntariamente directamente a los artistas aquello que se considere justo. Una modalidad que necesita todavía una importante labor pedagógica con el público, pero que pretende dignificar las artes de calle, como un potentísimo generador de cultura para la ciudad. Además, en esta edición, en las Cigarreras hubo un “Taller de Circo” donde los peques de la familia, pudieron probar y practicar equilibrios, malabares y diversos trucos, con un poblado equipo de monitores, expertos en la docencia de las artes circenses.

En esta edición participaron:

A continuación, un pequeñísimo ejemplo de las fotografías realizadas. Más fotos y más info de los artistas y del festival en http://www.circarte.com.

Videos de amigos para bodas: “Verano Azul” y “La Gozadera”

Lleva bastante tiempo de moda, pero en las bodas sigue creciendo la emotiva y graciosa costumbre de sorprender a los novios con un vídeo proyectado durante el banquete. Amigos enviando mensajes a los novios, bailando, haciendo algo gracioso, recordando anécdotas, bromas “internas”, familiares saludando desde otros países, los peques de la familia poniendo su gracia y su ternura… son miles las ideas y los motivos para hacer un vídeo. Desde luego, ofrece muchas más posibilidades y resulta más divertido y emocionante que un simple montaje de fotos con transiciones de powerpoint. Es un buen regalo para los novios, un bonito momento para los invitados y un hermoso recuerdo para los que lo realizan, además de lo bien que se suele pasar en la preparación y en el rodaje.

Para ello, es buena idea contar con las propuestas, consejos, medios técnicos y realización de un profesional de la producción audiovisual. El precio no tiene por qué ser elevado y pagando a escote entre varios amigos o familiares se garantiza un resultado de calidad. Y a disfrutar con un buen brainstorming, a planear locuras, a pasarlo bien en el rodaje y a emocionar con el resultado.