“El semáforo perfecto”: Un corto con la familia circense alicantina

Cada vez me considero más cercano al mundo del circo. Un circo sin animales, con acrobacias, malabares, espectáculos visuales, expresión corporal, clowns, humor, música…

La culpa de que cada vez me sienta más enamorado y enganchado a ese mundillo la tiene la familia circense alicantina, el festival Art en Bitrir, y sobre todo, la Asociación Donyet Ardyt y más aún la gente, uno a uno, que la conforma. Es algo así como un elemento aglutinador de cursos de formación, espacios para entrenar, compañías profesionales, actividades sociales, espectáculos, festivales, actividades infantiles, y más. Está formada por especialistas en casi cualquier disciplina circense y por gente dedicada a otras tareas menos “expuestas”, con unas cuotas de implicación, buen rollo, buen humor y arte que abruman. En ningún otro sitio he visto tanta energía positiva en cada cosa que hacen, tantas caras sonrientes en cada sarao que montan, tantas ganas por hacer y tanto mimo por hacer bien.

Hoy, 16 de abril, se celebra el día internacional del circo, motivo por el cual, me invitaron a realizar con ellos (anteayer) la grabación de un corto, homenaje especial a esa pista circense tan dura como es “el semáforo” y reivindicando la mayor y mejor visibilidad del circo como pilar cultural en nuestra sociedad, siempre necesitada de buenos valores, humor, compañerismo, deporte, arte, dedicación y pasión. Este ha sido el resultado, tras una jornada maratoniana de grabación y montaje.

Gracias, gente… por contar conmigo y por dejarme sentiros cerca. Sois para mi, una bonita y eterna fuente de inspiración artística y vital.

Anuncios

Fotografía de Boda: Rosa María y Hakan (en Elche, Alicante)

Cuando encuentras a una mujer con tantas ganas de tener muchas y buenas fotos del día de su boda, tan animada a ello, tan facilitadora, aporta un extra de motivación gigante a mi trabajo. En esta ocasión, para cubrir el evento, formamos equipo Wayaba (realización de vídeo) y yo (fotografía). Primero fuimos al hotel del novio con sus padres. Después a casa de la novia y enseguida, a la ceremonia en la Finca El Torrero de Elche. Allí también se desarrolló la cena (lugar precioso, suelo de césped, aire libre entre olivos) y el baile.

Ese día no hicimos postboda. La realizamos dedicando una tarde entera a ello, posterior a la boda, y que detallaré en otro post.

Gracias, Rosa y Hakan, por confiar, por valorar y por facilitar mi trabajo. Gracias por aquel día y por los otros ratos que hemos compartido juntos.

Canción para la Escuela Infantil Principitos

Recibo un encargo muy bonito: Un grupo de madres y padres de la Escuela Infantil Principitos, que habitualmente realizan algún tipo de regalo(s) a los profesores o a la escuela a final del curso, deciden regalarle la canción de la escuela, ya que hasta el momento, no tenían ninguna canción propia con la que identificarse.

Manos a la obra: una entrevista con una de las madres, un poco de charla con alguna profesora y sin que la directora del centro se enterase, una visita para ver las instalaciones y empaparme del ambiente.

Con estos datos, pude componer una canción infantil, con una letra sencilla. La intención era contar, desde el punto de vista del niño o niña, todo lo bueno de pasar allí el día. Planteé la canción en dos partes, con dos ambientes y dos esquemas rítmicos, igual que la escuela que tiene dos edificios diferenciados: uno para los bebés y otro para la educación infantil.

Compuesta la canción y todos los arreglos orquestales, grabé todos los instrumentos y conté con la colaboración para las voces principales de mi hijo de 14 años (Manuel Martínez Tudela) quien también ideó y grabó voces para los coros, y la dulce interpretación de Anita Antón, cantautora y voz en la banda Gatos Pardos, en la que yo también todo el bajo.

El resultado, esta entrañable canción, que fue presentada el sábado 13 de junio y recibida con sorpresa y emoción por todo el cuadro docente de la escuela. Gracias por este encargo tan tierno 🙂

  • Idea original y coordinación: Teresa Martínez
  • Letra y composición musical: ManoMC
  • Arreglos: ManoMC
  • Teclados, programaciones y guitarra eléctrica: ManoMC
  • Mezcla y masterización: ManoMC
  • Voz principal y coros “Principito”: Manuel Martínez Tudela
  • Voz principal y coros “Principita”: Anita Antón

Fotografía gastronómica: La arrocería “La Mascletá” de Alicante

Dicen que la comida nos entra por los ojos. Ramiro, gerente y chef del restaurante La Mascletá de Alicante, bien lo sabe. Por eso, para su nueva web (lamascleta.es) quiso contar con una colección de buenas fotografías de sus platos.

Lo hicimos en una mañana. A las 9, Ramiro ya había vuelto del mercado, como hace habitualmente, con una cuidada selección de carnes, pescados y mariscos. Elegir bien los ingredientes principales es el primer paso indispensable para una cocina exquisita.

Como habíamos pactado días antes, también tenía preparados cubiertos sin usar, copas y platos recién comprados. Pronto tuve listo el “set” de fotografía, una mesa convenientemente montada, con los focos y reflectores necesarios para la sesión. Al poco tiempo empezaron a salir platos de la cocina, hasta un total de 21. A la hora de la llegada de los primeros comensales del mediodía, ya habíamos finalizado.

El resultado es este: ¿te apetece probar?

 

“La noche”, videoclip de Deveras

Para la promoción del primer (y único) disco de Deveras, realizamos un videoclip del single “La noche“, utilizando 3 localizaciones: Calles de Alicante, una casa particular y la estación del TRAM del Mercado (gracias a la colaboración de TRAM con nosotros).

El audio, obviamente, el correspondiente corte del disco “Otra forma de hablar” del grupo. Si deseas adquirir el disco, puedes hacerlo a través del contacto de La Bodega Producciones, o a mi mismo, a través del formulario de contacto de esta misma web.

Espectacular tormenta eléctrica en Alicante

En el oficio de la fotografía, como en otros, en ocasiones hay algo que supera en importancia a la técnica, al conocimiento y a las herramientas disponibles que tengas: la paciencia y la perseverancia.

De acuerdo: obviamente, tengo una buena cámara profesional y conocimientos suficientes para saber qué parámetros tengo que poner en la cámara para fotografiar este tipo de situaciones. Pero esa es la parte fácil. En muchísimas ocasiones (perseverancia), he tenido que emplear horas y kilómetros, persiguiendo tormentas, consultando mapas y previsiones meteorológicas, para pararme en un sitio, soportar frío, viento y lluvia bajo un paraguas grande, con la cámara montada en el trípode y sin poderme mover… para no conseguir ni una mísera fotografía (paciencia, mucha paciencia). Casi siempre sin resultados, porque la tormenta se va, porque el viento es demasiado intenso, porque hay demasiadas nubes o lluvia y no se ve nada, por lo que sea…

Pero tanto va el cántaro a la fuente que, de vez en cuando, se consigue lo que se persigue. Aquella noche, ya estaba en casa, cenando. Ví que empezaban a caer rayos. Consulté la previsión y… ¡tormenta eléctrica cercana, poca posibilidad de lluvia fuerte y cobertura de nubes al 50%!. Oportunidad perfecta: rápidamente preparé la cámara, objetivos, trípode y paraguas, observé en qué dirección estaban “cayendo” los rayos (normalmente los rayos no caen, sino que al revés de lo que se piensa, van desde el suelo hacia las nubes) y elegí que el mejor sitio sería el Castillo de San Fernando de Alicante. Allí aguanté unas 3 horas, de pie, bajo el paraguas, lloviendo a ratos muy fino. Había otros fotógrafos conmigo, aunque se fueron mucho antes que yo. Y cuando vi que ya tenía unas cuantas fotos y cayeron un par de rayos realmente cerca (con el consiguiente susto), decidí volver a casa, contento con el resultado.

Edité las fotos esa misma noche y las publiqué en facebook. Antes de 24 horas, ya se habían compartido miles y miles de veces en redes sociales. Como anécdota, incluso en el programa sobre “el tiempo” de una cadena estatal, apareció una foto mía enviada por otra persona, suplantando la autoría. Esas cosas que pasan a veces…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Boda de Carla y Luis en Orihuela Costa (Alicante)

Agradecido por que Carla y Luis contaran conmigo para realizarles las fotografías de su boda. Todo ocurrió en el Restaurante Punta Prima de Orihuela Costa (Alicante), una ceremonia civil y privada en el mismo restaurante, cena y baile. Sencillo. No hicimos ni preboda, ni la preparación de los novios. Tampoco estaba prevista sesión de posados, ya que no habría tiempo ni casi luz. Aun así, sacamos unos pocos minutos antes de que oscureciera del todo, para bajar a la playa después de la ceremonia (que estaba allí mismo) y realizar unas pocas fotografías que complementarían la colección. Después, cada momento y cada protagonista durante la cena, tendría su foto. Y por supuesto, el baile, fotos de grupo, de cada mesa… al final, una colección de 500 fotografías, con todo tipo de caras, momentos y emociones.